Los Alanos Españoles que se introdujeron en las Ganaderías de bravo españolas, por medio del convenio entre la SEFCA y el CENSYRA (Centro de Selección y Reproducción Animal), a mediados de los 90, albergaron la posibilidad de encontrar una moderna utilidad en las ganaderías actuales, una vez extinguida la vaca monchina, o tendiendo su cría a 0. Lamentablemente ha quedado patente que, por casta y bravura que atesore el Toro de Lidia, no precisa de perros de presa para su manejo en el campo, como nunca lo precisó, por lo cual, en los lugares en los que conservan los ejemplares que fueron cedidos altruistamente por la Asociación, se modifica el instinto natural de los perros, impidiendo las sujetas en las partes donde se hace efectivo el agarre, con la lógica de evitar daños físicos en los toros, y haciendo uso de Alanos como perros de línea dura de carea y vigilancia de la paz de la manada. Ciertamente las ganaderías pueden quedar satisfechas con este "servicio", pero de ese modo el Alano es infrautilizado en todo su potencial. En este sentido, el futuro de la raza no se verá garantizado con esta utilidad, aunque bien es cierto que, siempre será una buena iniciativa si ha servido para mantener buenos ejemplares a salvo, en unos años en los que era difícil encontrar lugares adecuados dónde acogerlos.

  Norte y Vilco (propiedad de Pedro Alonso) y Rocky (propiedad de José Cue)

Por otro lado, en las monterías modernas, a pesar de lo que pueda parecer y según se escribe en capítulo 2, con la eliminación de la fuerza de Alanos de las rehalas, se producen dos nuevas situaciones no deseadas para el rehalero:

1.- Los jabalíes, ante el acoso de los perros, inician un rápido alejamiento de la mancha. En el caso en el que la huida, no sea frustrada por la proximidad de algún cazador, o éste haya desaprovechado su oportunidad, una vez que los grandes machos cruzan la línea de tiro, no recibiendo el ataque de certeros perros de agarre con la contundencia suficiente, se llevan tras de sí a un pequeño grupo de perseguidores caninos, que puede que se pierdan, y que no regresen a la cacería, en busca del navajero.

  Teo de Ponce de Léon.

2.- Si algún jabalí de los que se consideran altamente pesados y poderosos, ante la persecución de la jauría, es acorralado y se ve obligado a defenderse, o decide detenerse y plantar cara, interrumpiendo la huida, y guardándose bien la espalda, puede iniciarse una fatal serie de navajazos, que rápidamente acabaran con el grupo de acosadores, a no ser por la inmediata intervención de un valiente perro de presa, que hábilmente sujete al macareno, y permita el acercamiento del resto de la jauría, o del montero que preste su apoyo a tiempo: el alano español ha llevado a cabo con éxito esta función durante siglos, y el éxito de una montería es un trabajo en equipo. Por supuesto que existen excelentes perros cruzados de agarre, pero en su genética no quedará asegurada su función, con los hijos que les sucedan.

  Trabuco del Corricán "Diente", propiedad Ignacio Vega.

Debido a estas situaciones, hemos de celebrar que hoy el Alano Español vuelva a ser solicitado entre "jaras y breñales", de dónde nunca debió desaparecer.

Una actividad que sirve inmejorablemente de prueba de trabajo con jabalíes, como test para unos, y entrenamiento para otros, es la modalidad venatoria del Cercón. Esta práctica para los perros, tiene la finalidad de probar la valentía e instinto natural de los jóvenes, favoreciendo una familiarización con esta clase de situaciones, del mismo modo que sirviendo de formación y entrenamiento con la colaboración de ejemplares expertos, que guiarán la conducta de los noveles que imitarán su actuación, y que sacarán la verdadera naturaleza que lleven dentro, como lo más parecido a la incomparable montería.

  Selva Ponce de León

 

Otra actividad que representará una importante focalización de los objetivos de la cría de Alanos en el futuro inmediato es la del adiestramiento civil .

Las aptitudes que algunas líneas de Alano Español poseen, no han solido ser bien entendidas en los círculos tradicionales. Conviene comenzar resaltando que, el Alano no es un claro perro de guarda, y este hecho ha sido remarcado por la reacción de ganaderos y cazadores, que no gustaban de perros cuyo instinto para la protección, pudiera desencadenar en algún lamentable incidente donde se vieran afectados daños a personas, y con los que tendían a exterminar o regalar. Pero aún hoy existen algunas líneas, cuya selección y cría transmiten una marcada tendencia a la guarda de modo natural. El Alano Español suele ser un perro muy seguro de sí mismo, sin la pequeña dosis de desconfianza que los grandes perros de guarda deben tener. Por todo esto, las pruebas realizadas hasta ahora con cachorros, jóvenes y adultos, concluyen en éxitos más frecuentes con los trabajos realizados enfocados a la defensa individual o guiada, aunque el esfuerzo hacia resultados en la guarda, comienza a recoger éxitos asombrosos. El trabajo realizado entre algunos ejemplares del afijo, con el método de seguridad creado por el adiestrador canino Ignacio Martínez, es un esperanzador incentivo para continuar apostando por colocar al Alano Español en el panorama civil internacional, como una raza tan buena como la mejor.

  " Ártico" del Paso del Borril " Puntal de Viesques por Bermeja del Corricán".

 

Estamos creando y fomentando unas pruebas de trabajo especialmente desarrolladas para el alano dedicado al trabajo civil real, que en los próximos años podrán ser utilizadas por otros propietarios o Clubes para probar a sus perros, como auténticos guardianes, potentes, rápidos, seguros, ágiles, equilibrados y valientes, a prueba del más real de los test caninos que se conozcan.

  Yunque del Corricán (fotografía de Eric Welch)

No podemos terminar sin mencionar la colaboración personal que mantengo con Eric Welch, como representante de este afijo en Estados Unidos, a través de la Asociación Americana del Perro Alano Español (NASAA)

En lo referente al libro de orígenes del Alano Español, en el momento de escribir estas líneas, se haya en proceso de modificación el Real Decreto que regula este procedimiento, con lo cual, queda pendiente de asignación por parte del Ministerio de Agricultura, la concesión de llevanza de dicho libro al Club de raza determinado. La RSCE, por su parte, está admitiendo ejemplares en exposiciones, aunque deberá ser a título privado, hasta el momento en que el Ministerio determine con exactitud las bases de este proceso.

Para terminar, como agradecimiento a los que mantuvieron el testigo como legado, aquí van estas palabras que no necesitan comentarios, del Conde de Foix, escritas en el año 1.387:

"...el buen alano debe correr tan apriesa como un lebrel, e clavar el diente en aquello en encuentra [...] más fuerte que tres [...] son buenos para rastrear [...] y también guardan la morada del amo y son buenos para la caza del oso y del jabalí [...] e si está bien enseñado, lo creo el rey de los perros."

  Selva de Ponce De León

Agradezco a todos los criadores y particulares que han participado en la creación de está línea de sangre, así como a los propietarios de los alanos de mi criadero que hayan prestado imágenes de sus perros, para ilustrar este documento.